¡Si!; has oído bien, me gustaría conseguir una furgoneta, equiparla y irme con ella a recorrer multitud de lugares de los que he oído hablar; conocer por mi mismo todas esas cosas que he leído, ser auto-suficiente; vivir el dia; sentir la libertad y descubrir por mi mismo mi propio sueño. ¡Si! quiero vivir así, y hacer de de ello mi estilo de vida. mama, quiero ser “vanlifer“.

¿Que si puede parecer una locura?, si; pero mamá; voy a estar bien, de verdad, no te preocupes.

mama quiero ser "van lifer"

Quizás esto es lo que se nos pasa por la cabeza a la gente joven que poseemos una furgoneta Camper y después de disfrutar los fines de semana con ella, al volver a nuestros trabajos, nos preguntamos… ¿Y no podría vivir en una furgoneta?. Leo blogs de gente que ha conseguido ese gran sueño, y no paro de imaginar cómo sería buscarse la vida y intentar sobrevivir embarcado en la aventura de conocer el mundo desde la ventana de mi furgoneta.

Total, hoy por hoy, también sobrevivimos en nuestras casas, pagando recibos , alquiler y otras cosas que deberíamos cuestionarnos si realmente nos hacen falta. La gran frase de Tyler Durden “tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos” de la película “El club de la lucha” representa en su totalidad la filosofía “vanlifer” de poseer solo lo que estrictamente necesitamos.

mama quiero ser "van lifer"

Levantarse una mañana cualquiera, en un lugar cualquiera con toda la vida por delante, sin rumbo, es lo que nos ofrece la vida “vanlifer” un estilo de vida en auge, que cada vez y con más frecuencia podemos ver en redes sociales. Este modo de vida se expande especialmente entre la gente joven; y es que son múltiples los motivos que a cada uno les ha llevado a embarcarse en la aventura de vivir en una furgoneta Camperizada, y muchos los que les miramos con cierta envidia, por haber conseguido uno de los sueños que otros vemos mas lejanos.

selecciona los subtitulos en español y disfruta de este documental

 

Un paso separa a los que poseen una furgoneta Camper de este fantástico estilo de vida; un paso en el que dejar atrás el trabajo no deseado y obligaciones impuestas y dejar fluir la libertad por las venas aventureras de los “vanlifer”.

¿Seríamos capaces de dar ese gran paso?

¿Seríamos capaces de dejar nuestros trabajos y la estabilidad que nos proporciona para buscarnos la vida de una manera itinerante? ¿Nos iría bien? ¿Conseguiríamos sobrevivir como lo hacemos con nuestros trabajos?. Estás y mas preguntas, son las “preguntas del miedo”, son las cuestiones que separan en un abismo ese paso entre nuestros deseos y nuestra estabilidad; nuestra seguridad; nuestra zona de confort.

¿Algún día cumpliremos nuestros sueños?

mama quiero ser "van lifer"

Dejanos tu comentario